Uva, piña y aguacate ya le roban protagonismo a la caña en el Valle

En algunos sectores de la carretera Panorama entre Yumbo y Mulaló, los conductores curiosos alcanzan a observar un cambio en el paisaje. Se trata de amplios sembrados de uva al lado y lado de la vía, que hace un año no estaban ahí.

Y según el sueño que tiene el empresario Emilio Sardi, en 5 ó 10 años, lo que se verá por esa carretera serán grandes sembrados de esa fruta.
Sardi empezó a sembrar uva hace poco tiempo y ya tiene 92 hectáreas en Yumbo y Mulaló, pero a su lado hay otros empresarios que han creído en este proyecto de inversión y también empezaron a sembrar uva en la zona.

La empresa de Sardi, que cultiva uva de 4 variedades, hizo una exportación a Holanda a comienzo de año y hará otra a mitad del año. “Una vez se dominen los aspectos técnicos del cultivo será rentable. El Valle puede volcarse a la uva, que además genera 3 y 4 empleos por hectáreas y la mayoría son mujeres”.

Pero este no es único cambio en el paisaje. El norte del Valle, que tradicionalmente ha sido un territorio de frutas, no se queda atrás. Francisco Lourido, presidente de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos del Valle, dice que municipios como Bolívar tienen otra cara. Allá el nuevo cultivo es el aguacate Hass.

2856
hectáreas sembradas en frutas tenía el municipio de Caicedonia al cierre del 2016.

1613
hectáreas sembradas en frutas tenía la población de la Unión Valle en el 2016.

2100
hectáreas estaban sembradas en uva en el Valle en 2016, según la Secretaría de Agricultura.

2742
hectáreas en piña tenía el Valle del Cauca al cierre del año 2016. Aumentaron en 500 frente al 2015.

“Es impresionante la transformación, en esta región se ven amplios cultivos de aguacate en áreas entre 600 y 800 hectáreas y con resultados muy prometedores”, aseguró.

Agregó que a la región están llegando empresarios de Suramérica de compañías como Camposol, entre otras, interesadas en sembrar. “Es necesario que los pequeños cultivadores se vinculen y reciban el apoyo de los grandes para que esta tendencia se multiplique”, dijo el directivo.

Asimismo, Gustavo Barona, gerente de Bengala Agrícola, describe el momento como de “mucho optimismo y entusiasmo”. Agregó que la gente quiere sembrar, sin embargo advierte que se están cometiendo errores del pasado como la sobre producción de una fruta, en este caso la piña, lo que afecta los precios.

“Hay muchos agricultores pasando dificultades en Dagua, Restrepo y Santander Quilichao (Cauca). Se quedan solos y el Gobierno no apoya”.
Dijo que en términos generales hay entusiasmo por ampliar las zonas agrícolas, para lo cual se necesita ayuda. “Estamos en el auge del aguacate Hass, ojalá no estemos dentro de un año solos con mucho aguacate sin saber qué hacer. El Gobierno debe acompañar estos esfuerzos”, dijo Barona.

Bengala Agrícola proyecta exportar este año 1100 contenedores de piña que siembran en Florida, Pradera y Santander de Quilichao en 800 hectáreas, de las cuales cosecharán este año 450.

Por su parte, Rodolfo Ahumada, gerente comercial de Pacific Fruits, considera que el mapa agrícola del valle está cambiando. “Tenemos varios productos que han empezado a tomar más y más fuerza como son: aguacate Hass, piña Golden, uvas Red Globe, papaya Tainung y cítricos”.

Oportunidades

El Valle no tiene un sistema actualizado de estadísticas agrícolas que evidencie el cambio en el mapa agrícola, tal como lo perciben los empresarios y gremios del sector.

Las cifras del 2016 indican que en la región había más de 30.500 hectáreas sembradas en frutas. Los cítricos superaban las 6000 hectáreas, el aguacate las 2300 hectáreas y la piña pasó de 2300 hectáreas en 2015 a 2742 en 2016.

Ana Milena Banguero, secretaria de Agricultura del Valle, dice que los crecimientos en nuevas hectáreas son evidentes, pero que el departamento, a través del Plan Integral de Fruticultura, lo que busca, en una primera etapa, es fortalecer las asociaciones y al cultivador para que cumplan con estándares de calidad y tengan un mejor producto qué ofrecer.

“Estamos consolidando los datos del 2017, pero sabemos que hemos crecido en área de piña, aguacate, mora, uva, cítricos, además de cafés especiales y aguacate”, dijo la funcionaria, quien destacó la continua llegada de empresarios internacionales identificando oportunidades de negocios en el agro del Valle.

Por ejemplo, Procolombia invitó a 25 miembros de la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Aguacate de México, que hasta el 6 de mayo visitarán cinco departamentos del país. El Valle será una de estas regiones.

“Tenemos en el aguacate y en variedades como el Hass zonas cultivables con alto potencial de crecimiento en diferentes regiones”, dijo Felipe Jaramillo, presidente de Procolombia. Los empresarios visitarán fincas productoras de aguacate y visitarán la infraestructura de exportación que ofrece Buenaventura.

¿En qué va el Plan Frutícola de la región?

Elisa Álvarez Mera, coordinadora del componente comercial del Plan Integral de Fruticultura de la Gobernación, que opera Corpovalle, consideró que el proyecto “avanza bien y a buen ritmo”.

Por primera vez se cuenta con una iniciativa de largo plazo que tiene una duración de 18 meses, lo que da garantía de tener una continuidad en el proceso, agregó.

El Plan Integral de Fruticultura, que tiene recursos de regalías y de la Gobernación del Valle, se enfoca en apoyar a 65 asociaciones de cultivadores de 29 municipios en 9 productos: mora, lulo cítricos, chontaduro, aguacate, piña, plátano, uva y guayaba.

“Con estas asociaciones se hace un trabajo de fortalecimiento para incrementar sus capacidades de organización para que se conviertan en verdaderas empresas rurales”, explicó la señora Álvarez.

Durante los primeros 6 meses del proyecto se hizo una caracterización de las organizaciones y se encontraron debilidades administrativas, “por eso ahora se les capacita en temas de manejo de costos, contabilidad y se está haciendo el levantamiento del Registro Único Agrícola. Eso nos dará un diagnóstico real de la producción”, añadió.

La meta es que las 3289 familias que integran las 65 asociaciones incrementen en 15 % la productividad de sus cultivos y “conseguir alianzas comerciales”, dijo.

Ana Milena Banguero, secretaria de Agricultura, resaltó que este mes la Gobernación hizo entrega de kits de poscosecha a los pequeños agricultores de plátano que hacen parte del Plan Integral de Fruticultura en los municipios de Roldanillo, Bolívar, La Victoria, Guacarí, Versalles, Bugalagrande, Palmira, Trujillo, Caicedonia y Sevilla.

Reconoció la funcionaria que aunque el cultivo de caña prevalece en el departamento, poco a poco se gana espacio y crecen otros productos a los que se les puede dar valor agregado.